63% de las empresas mexicanas podría recortar su personal ante la pandemia
Klaus Gérman Phinder
Por: Klaus Gérman Phinder
Miércoles 15 de abril de 2020

Recientemente la consultora Mercer publicó una encuesta social entorno al coronavirus en México que revela que 63% de las empresas sufrirán disminuciones en sus plantillas salariales.


88% afirmó que tendrán moderaciones en los costos de sus productos o servicios ante la crisis generada por la pandemia.


Para este sondeo, se consultaron 290 empresas de 24 estados, que dan trabajo a 997,448 personas. Las ventas también se han visto en puntos críticos, pues el estudio revela que ocho de cada diez ha experimentado una baja en sus ventas o producción desde marzo.


Las expectativas de volver a la normalidad


Por otro lado, la consultora Capital Humano e Inversiones lanzó otro estudio con resultados muy interesantes. 56% de las corporaciones pronostica que sus operaciones regresarán a la normalidad en aproximadamente tres o seis meses, sólo dos de cada 10 señaló que en menos de tres meses, el 12% comentó que un año y sólo el 6% dijo que en más de un año.


58% de los encuestados dijeron que no están preparados para soportar tres meses más de confinamiento y baja actividad económica.


¿Gobierno enemistado con las empresas?


El gobierno no ha mostrado señales de querer aportar al mantenimiento de empresas del sector privado.


En todos los países de la región, excepto Venezuela y México, los gobiernos han ofrecido condonaciones de pago de servicios, o al menos postergaciones para ayudar a la población económicamente congelada.


Además han precisado más de 15 medidas de apoyos fiscales a individuos y empresas, mientras que en México aún hay inacción.


La pandemia nos ha sumido en una preocupante crisis debido a las medidas de confinamiento que retiene en sus hogares a la población económicamente activa para frenar la propagación del virus.


Si bien las medidas de cuarentena son acertadas, es importante tomar en cuenta y cubrir el vacío que genera la inactividad económica.


Fuentes: Estudios de Mercer y la consultora Capital Humano e Inversiones